viernes, 30 de mayo de 2008

Out of the Desert – The Story of the Donkey


Pues aquí en El Refugio del Burrito estamos esperando la inminente publicación del documental que da el título a esta entrada. Un recorrido por la historia del burro dirigida por el reputado documentalista de naturaleza alemán Jan Haft. Ha pasado ya un año desde que estuvieron rodando en España y, entre a otros burros, nos visitaron a nosotros. Este video que os presento es una pequeña muestra de la obra final. Os recomiendo un paseo por Nautilus Film para ver otros trailers de estos bellos documentales.
Ah, lo siento, el vídeo está en alemán, pero los burros seguimos rebuznando en nuestro idioma.

jueves, 22 de mayo de 2008

Las fiestas y los gozos


Una bonita historia para leer:
"ese año, mi tío Fabio había comprado un burro. Se lo compró al Sr. "Polvorilla", el barbero y ¡claro! el burro se llamó, desde el primer día, "Polvorilla", No era un burro nuevo, ni mucho menos un "buche", Pero yo creo que mi tío Fabio hizo una muy buena compra por los 20 duros que pagó al Sr. "Polvorilla", Para mí, desde luego, fue el mejor regalo que me pudo hacer. Era un burro rucio, casi cano del todo, de bastante buena alzada, o así me lo parecía a mí, que levantaba poco más del metro, En los trabajos que hacía en casa, siempre se portó como un burro cabal: lo mismo si iba al pozo artesiano por agua, con la albarda bien ceñida y las aguaderas con los cuatro cántaros, que si Antonio le llevaba a una tierra, cargado con un saco de mineral, que si iba hasta el Monte del Baladrón llevando en las aguaderas lo que fuera necesario en el Monte para la temporada que pasábamos allí. Fue un burro cabal y bueno, que duró muchos años en casa y siempre hizo su tarea bien." sigue en Las fiestas y los gozos

miércoles, 21 de mayo de 2008

Un rescate accidentado


Los habituales de este blog -sí, no os riáis, alguno hay -se extrañarán sin duda del inusual número de entradas publicadas en los últimos días. Esto se debe al accidentado rescate en el que Iván participó en la provincia de Almería y en el que, a la postre, resultó lesionado.

Así que he aprovechado el hecho de que haya tenido que reducir a la fuerza el número de horas que dedica cada día a estar entre bichos para obligarlo a sentarse frente al teclado y dictarle estas historias que os cuento y que algunas de ellas ya llevaban largo tiempo en el tintero.

El parte de lesiones viene a decir que Iván ha sufrido esguince de grado I en el ligamento colateral externo de la rodilla izquierda y fractura de la meseta tibial de la misma pierna. Total, seis semanas con muletas que, sin embargo, parecen no frenarle para seguir con una frenética actividad, aunque, como él lamenta, "alejado a la fuerza de los burros".

La verdad es que no se queja mucho, y le veo pasar con sus muletas resoplando, es que el muy cebollino ronda los noventa de peso, y feliz porque Alex y Buenafuente ya están sanos y salvos en la granja. Lo que le llena de pesar es que, en la misma operación rescate, tuvieran que poner a dormir para siempre a un pobre burrito que llevaba ya muchos años en unas lamentables condiciones y al que era ya imposible curarle de sus lesiones.

¡Ah! El "culpable" de su lesión es el burro Alex, que creo que no es más fuerte que Iván pero, sin lugar a dudas, es más joven.

Nos visita la E.E.E. Reina Sofía


Estoy muy contento porque hoy se han acercado a mi establo a saludarme los chicos y chicas del Colegio Reina Sofía. ¡Hoy han venido a la granja! Así, hoy no han tenido que desplazarse hasta la escuela mis compañeros Platero III, Bienvenida y Estrella, sino que han realizado la sesión de terapia en uno de los prados del refugio.

Aunque ayer nos temíamos que pudiera llover, afortunadamente el día ha sido espléndido y han podido visitar a los burritos de la granja y conocerme a mí, a Alberto y a Farruquito (Pilar, Alberto ya está totalmente restablecido), a Platero I, a Belén y a Erica, a Daniel y a los pequeños burros de Cerdeña, León, Glen, Suzie, Este, María y Mario. Me ha encantado ver lo animados que estaban con la visita y lo mucho que han disfrutado en el prado en compañía de los burros de terapia.

Luis Gilpérez


En esto de la protección de los animales andan involucradas personas de lo más variadas, pero en todas ellas hay un rasgo común, el gran amor y respeto que sienten por el medio ambiente. Luis Gilpérez es un activista de la protección de los animales que preside Asanda, una asociación andaluza muy activa en la protección legal de los animales. Este video, emitido en el programa "Espacio Protegido", de Canal Sur TV, nos permite acercarnos a una persona completamente comprometida con la defensa de los animales y del medio ambiente y a un gran divulgador de la riqueza natural y paisajística de Andalucía.

martes, 20 de mayo de 2008

Una "intrépida" reportera, un burrista y un burrero


Una extraña combinación para una entrevista en directo con María del Monte. Y "Grande" en medio ¡Cosas más raras se han visto!

Piconeros


Leyendo, leyendo me he encontrado esta carta publicada en El Periódico de Extremadura La reproduzco aquí porque su autor evoca un oficio ya perdido en el que los burros desempeñábamos un rol muy importante.

"Pablo R. Montesino-Espartero

Badajoz

¿No los recordáis?

Bajaban por Gómez Becerra, la Ronda del Carmen y la avenida de España arrebujados en sus renegridas mantas o cubriendo con sacos sus cabezas a modo de capuchas cuando la lluvia arreciaba...

Salían de Malpartida bajo el cielo estrellado cuando nosotros, niños, nos econtrábamos en el mejor de los sueños, calentitos en nuestras camas, mientras en la calle, el termómetro se hundía bajo cero.

Arreando a sus burros cargados y teñidos como ellos del negro polvo del picón, embocaban las calles de Cáceres con sus cargas de buen picón de jaras, gritando al alba cacereña: ¡A picón quieeen!

¡Qué gente aquella! ¡Qué calidad humana y qué resistencia!

Recorrían a pie los 12 kilómetros que separan a Cáceres de Malpartida en más de 3 horas de duro caminar. Salían de su pueblo hacia las 5 de la madrugada para estar en Cáceres al amanecer, ofreciendo a las amas de casa su producto elaborado a la intemperie en las serranas dehesas cacereñas.

¡Cuánto frío nos quitaron aquellos piconeros a los niños cacereños en los años 40, 50 y 60...!

Sus caras tiznadas no permitían reconocer sus fisonomías, resaltando tan sólo entre tanta negrura, el blanco de sus ojos. Sus pies, calzados con abarcas fabricadas con trozos de cubiertas de automóviles --sin calcetines a veces-- dejaban ver la mugre acumulada de días y días de duras jornadas de trabajo y de peregrinar por la carretera.

Sus manos, resquebrajadas por el frío o con impresionantes sabañones en sus dedos, les alejaban de toda condición humana; pero bajo aquella manta o capucha renegrida, siempre iba un padre de familia al que el hambre de sus hijos le hacía esforzarse hasta el límite de lo imposible.

Les veíamos pasar de regreso --terminada la venta ambulante-- sujetando con el pulgar un trozo de tocino sobre pan candeal y navaja en ristre, para enfrentarse de nuevo a las 3 leguas que debían recorrer hasta su casa... y vuelta a empezar.

Siento una viva emoción al recordarlos y desde aquí les expreso mi admiración y agradecimiento por todo el frío que me quitaron en aquellos terribles y crudos inviernos extremeños, pero también debo confesar mi vergüenza como cacereño, al ver de qué manera dilapidamos nuestras oportunidades de reconocimiento a aquellos hombres de extraordinaria fortaleza, cuando veo cómo las flamantes rotondas de entrada a la capital por su ruta, se adornan con esas esculturas de dudoso gusto o paralepípedos multicolores de ignoto significado. ¿No estaremos perdiendo los valores que aquellos piconeros extremeños nos enseñaron con su sacrificio poco o nada reconocido?"

Romería de cadáveres



Todos los años igual. Y es que se repiten los casos de muerte y abandono en la Romería del Rocío. Y tanto de lo mismo pasa en otras romerías, donde tantos burros y mulos sufren porque no se tiene en cuenta que necesitan descansar, comer y beber varias veces al día y no cuando le convenga al jinete que los monta. Y eso sin mencionar a los pobres burros que se alquilan en estas fiestas y que tienen que sufrir los abusos de sus dueños y de los borrachos que los alquilan.

Lo que no tiene desperdicio son las declaraciones del veterinario intentando justificar lo injustificable. ¡Menudo escándalo si las muertes fueran humanas!

sábado, 17 de mayo de 2008

Paseo real en burro

La Reina Sofía ha visitado el pequeño pueblo de Lindos, situado en la isla de Rodas (Grecia), a cuyos habitantes se les atribuye la fundación de Nápoles. Bajo un calor sofocante, Doña Sofía ha ascendido en burro hasta la acrópolis y la fortaleza, en la que es su primera visita oficial como Reina de España.

Aquí en el establo, sus humildes servidores, estamos encantados de que un congénere nuestro haya llevado sobre sus lomos tan reales posaderas. ¡Anímese, Majestad, y háganos una visita, aunque aquí no la dejaremos montar sobre nuestros lomos!