martes, 9 de octubre de 2007

Una visita muy esperada y especial


Como sabréis los que seguís las andanzas de este asno que os escribe, algunos de los muchos burros acogidos por el Refugio del Burrito se dedican a la asinoterapia. Así, Toto, Platero3, Bienvenida y los demás visitan escuelas, centros de educación especial, talleres ocupacionales, residencias de mayores,..., llevando a todos estos lugares la alegría y el placer que aporta su compañía.

Lucky me cuenta acerca de la asociación Encina Laura y de cómo los jóvenes que están aprendiendo oficios en el taller ocupacional le cepillan y le pasean y aprenden con él a reconocer las diferentes partes del cuerpo del burro. Que si la crin, la grupa, las pezuñas,...

Bueno, pues a principio de verano, tras la última visita a su centro, nos prometieron que vendrían a vernos a casa, aquí, a este santuario donde los burros somos los soberanos, y hoy, por fin, han venido. Y me he alegrado muchísimo, han venido a mi recinto a acariciarme y a abrazarme, y desde luego que nadie sabe dar cariño como ellos. Todos los burros estamos encantados con su visita y la queremos compartir con todos vosotros, queridos lectores.