domingo, 15 de abril de 2007

Alberto


Entre los burros de la granja, algunos son muy especiales. Este es el caso de Alberto, que forma una peculiar pareja con el burro Farruquito. Alberto es un burro grande y oscuro de la raza Martina Franca; Farruquito es un burro rucio (gris) sin raza ni pedigrí (ni falta que le hace). Los dos se conocieron aquí, en El Refugio del Burrito, y entre ellos existe una relación que va más allá de la simple amistad. Y es que Alberto es ciego y Farruquito es su lazarillo. La historia del rescate de Alberto la podéis leer en El Refugio del Burrito.

Cuando Alberto llegó a la granja, tuvo que adaptarse a su nuevo entorno para poder ser capaz de orientarse en él sin tropezar con los obstáculos. A pesar de que utiliza muy bien y con agudeza sus otros sentidos, Alberto tardaba en adaptarse a su nueva vida debido al miedo que aún albergaba en su interior tras haber sido tratado como una "fiera" en el zoo italiano de donde fue rescatado. Farruquito, que fue rescatado del abandono en un pueblo cerca de Nerja, le ha ayudado a recuperar la confianza. Acompaña a Alberto todo el día y le sirve de guía. Como en "El Lazarillo de Tormes", Alberto también "sufre" algunas veces las bromas y juegos de Farruquito, que le da bocaditos y luego dice "pío, pío que yo no he zío". O juegan como a la "gallinita ciega", y desde mi establo veo a Farruquito que no se deja atrapar por Alberto y los dos se persiguen por el patio de su recinto.


Alberto tuvo que usar chichonera durante las primeras semanas para evitar que se dañara mientras se habituaba a su nuevo entorno y resultaba curioso verlo, ya que en cierto modo se parecía a un "sparring" de los del boxeo.
Ahora cuesta creer que Alberto sea ciego, y es que él "ve"; pero de esa manera tan especial que hace que en este mundo de "tuertos", el ciego sea el rey.

3 comentarios:

santoware dijo...

Hola, os para comentaros que estamos organizando una exposición artística para octubre sobre Burros y Mulas recordará la situación de la especie asnal, con algunas de sus razas en peligro de extinción debido a su abandono en todo el Mundo Desarrollado, después de estar al lado del Hombre a la largo y ancho de la Historia. La exposición se inaugurará en el Café Libertad en Octubre y se trasladará en Burro a otros locales de ambiente adulto y multicultural de la Capital (como la Buga del Lobo en Noviembre y el Café la Palma en Febrero). Para cada inauguración habrá preparadas actuaciones de música, Teatro y Cuenta Cuentos para los que se cobrará una entrada. Toda la recaudación se donará a la Asociación de Amigos del Burro Amiburro, la única Asociación que se preocupa en Madrid por la protección de la especie.



La convocatoria es abierta, puede participar quien quiera como artista, como colectivo o como entidad colaboradora. La información la actualizaremos en Internet, en URL:



http://es.geocities.com/emuleton/







Un abrazo

El burro Romero dijo...

Un abrazo para Dilfenio y Juan

Douce dijo...

Querido Romero,

No he podido escribirte antes, por tener que ocuparme del blog de mi papá que se ha tomado unos días de vacaciones,

Esta historia que me has contado sobre Alberto y Farruquito me ha emocionado - ya sabes que yo con estas cosas tan 'burras' enseguida me pongo tierna - y seguramente la contaré, a mi modo, en mi bitácora.

Por cierto, que eres un 'maestro' cuando nos cuentas esas tiernas historias del Refugio. Y ésta de Alberto y Farruqito podía formar parte de las "Vidas paralelas" de Plutarco.

Desde aquí, un lametazo para tí y otros para esa pareja tan divertida, tierna y tan 'asnal'.