martes, 24 de julio de 2007

Stevenson III



Hasta esta calurosa granja nos han llegado noticias del suizo errante, ya saben, aquel que recorre los caminos de esta nuestra España (¿se puede decir esto?) en compañía de su burra Cara. Habían ya llegado a Santiago de Compostela y se vieron obligados a descansar a la espera de que llegaran los nuevos botines de Cara. Ahora Cara puede seguir la ruta con sus pezuñas bien protegidas para poder encontrarse muy pronto con su querida Lora que ya está muy recuperada.
Creo que el suizo acepta donaciones de maquinillas de afeitar.
¡ Buen Viaje !